Volver a DHCP

El protocolo DHCP

En una instalación en red, cada sistema debe tener una dirección IP única.

Cuando un sistema es conectado en red, el protocolo DHCP se encarga de atribuirle automáticamente una dirección IP única. Al mismo tiempo, DHCP suministra una serie de parámetros de red como la dirección del gateway, la dirección del servidor DNS, etc. El protocolo DHCP hace que la tarea del administrador de red bastante más fácil, pues la configuración es centralizada, y no distribuida en cada host o puesto.

AtenciónEn cada segmento de red debe existir sólo un servidor DHCP. En una red casera, el router ADSL funciona, generalmente, como servidor DHCP. Si este es el caso, debe desconectarse el servicio DHCP en el router antes de iniciar el servicio en nuestro sistema.

Referencias