Pioneros de Internet quieren parar el desmantelamiento de la neutralidad en la red.

Pioneros de Internet han firmado una carta abierta para que el Congreso-Senado de Estados Unidos paralice la votación de la Comisión Federal de Comunicaciones en la que pretende desmantelar la Neutralidad en la Red.

Por si no estás enterado, debes saber que esta semana puede ser el principio del fin para salvaguardar una Internet libre, abierta y no discriminatoria. La FCC (regulador de comunicaciones de EE.UU) ha anunciado planes para desmantelar las regulaciones actuales, unas reglas -natural y lógicamente garantistas- establecidas por la administración Obama que prohíben usos discriminatorios por los proveedores de acceso.

El lobby de las poderosas operadoras de telecomunicaciones estadounidenses están ganando la batalla y la FCC con el apoyo del gobierno de Trump -más preocupada del negocio de los amiguetes que el de los ciudadanos a los que debería servir- puede acabar con el principio fundamental de la Neutralidad en la Red.

La última misiva contra la idea de la FCC la protagonizan los grandes pioneros de Internet. Los nombres de los firmantes dan idea de la preocupación del caso y van desde el padre de la Web, Sir Tim Berners-Lee, al padre de Internet, Vinton G. Cerf, con otras personalidades tan relevantes del mundo de la tecnología como los antiguos ejecutivos de la FCC, el inventor de la clave pública criptográfica, el fundador de Internet Archive o el co-fundador de Apple Computer, Steve Wozniak.

La carta asegura que la decisión del CEO de la FCC, Ajit Pai, “está basada en una comprensión errónea y materialmente inexacta de la tecnología de Internet”. Las imprecisiones sobre la neutralidad en la red ya fueron explicadas en una carta anterior firmada por más de 200 ingenieros y tecnólogos en julio.

El grupo afirma que ese comentario fue ignorado al igual que el de otros millones de personas. Más de 23 millones de comentarios/peticiones de “apasionados por la protección de Internet” se han enviado a la FCC contrarias a su posición.

Las consideraciones de Tim Berners-Lee y Vinton G. Cerf deberían ser suficientes para paralizar una votación (cantada 3-2 a favor con el voto conservador) prevista para el jueves y que nos va a dejar -si se aprueba- la discriminación o cobro de cantidades suplementarias por el uso de determinadas aplicaciones y servicios ofreciendo ventajas competitivas al priorizar accesos y tráfico a quien pague más por ello, con lo que puede suponer para pequeñas empresas y start-ups. También el bloqueo de determinados contenidos, la criminalización de servicios como las redes P2P y el control político de la Red de redes.

 

Por: MuyComputer.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.