Especificaciones y rendimiento del Core-Radeon de Intel y AMD.

El sorprendente (pero rumoreado) anuncio de la sociedad de Intel y AMD para el desarrollo de un chip Core-Radeon sigue coleando y no ha tardado en aparecer en Internet especificaciones y puntos de rendimiento. Información siempre oficiosa, pero que nos sitúan en el alcance de este desarrollo.

Ya sabes de qué va esto. Por mucho que Intel y AMD sean rivales desde hace cuatro décadas en el horizonte hay un enemigo común muy poderoso: NVIDIA. El gigante verde domina la venta de tarjetas gráficas dedicadas para consumo y monopoliza las destinadas a estaciones de trabajo profesionales. Además, en los últimos años ha realizado importantes inversiones para evolucionar toda la pila de cómputo y poder ofrecer soluciones en HPC y centro de datos donde cada vez tiene más relevancia las GPUs  frente a las CPUs. Una amenaza para Intel.

Así las cosas, hace tiempo que se rumoreaba una sociedad de algún tipo entre Intel y AMD y a comienzos de año se especuló con la firma de un acuerdo de licencias para el uso de tecnología gráfica Radeon. El rumor ha terminado concretándose en un una solución que en formato SiP (System in a Package) combinaría una CPU Core, una GPU Radeon y memoria de última generación, HBM2.

Modelos y especificaciones Core-Radeon

Según la última información, la solución llevaría el nombre de “Kaby Lake G”. Una “G” que señalaría el aumento de potencia gráfica de estas soluciones en comparación con las “estándar” de Intel que como sabes incluyen gráficas integradas propias. Al menos habría dos modelos, nombre interno 694E:C0 y 694C:C0 y nombre comercial Core i7-8705G y Core i7-8809G.

La gráfica discreta incluida en el paquete EMIB (básicamente un módulo multi-die) sería una Radeon con 24 unidades de cómputo y 1.536 procesadores stream. Las frecuencias de trabajo variarían desde 1.000 a 1.190 MHz, según modelo.

Las CPU son de cuatro núcleos y ocho hilos de procesamiento nativo corriendo a 3,1 GHz y 4,1 GHz en modo Turbo. Ambas tendrían 4 Gbytes de memoria HBM2 con velocidad de reloj de 700 y 800 MHz.

Rendimiento Core-Radeon

En los puntos de referencia en GFXBench, el Core i7-8809G tendría una ventaja de rendimiento de casi un 50% en comparación con el Core i7-8705G, por las menores frecuencias, aunque lo más probable es que haya algún tipo de característica de administración de energía en juego.

También han aparecido puntos de rendimiento en 3D Mark y en Sandra, aunque la verdad es que no nos dicen mucho sin una comparativa más completa. El único punto de rendimiento real que vemos es un benchmark sobre el Ashes of the Singularity, donde el Core i7-8705G obtiene 62,9 FPS con resolución 1080p. No está mal para tratarse del chip menos potente de estos Core-Radeon, de ser una solución para portátiles y de tratarse de un juego que exige mucho al hardware.

En todo caso, tendremos que esperar a confirmar las especificaciones y enfrentar estos chips a otras soluciones existentes. Un Core i7 similar con gráficos Intel y sobretodo, frente a una configuración de CPU Intel y una GPU NVIDIA que es la más utilizada en los portátiles actuales que montan gráfica dedicada.

Prometedor este Core-Radeon, pero no esperes milagros en términos de rendimiento. Da por seguro que una configuración Intel-NVIDIA equivalente con dos chips por separado será más potente que un Core-Radeon multi-chips como el propuesto, aunque con un consumo superior. Otra cosa es lo que puede suponer para la industria una sociedad de Intel y AMD (que podría ampliarse a otros sectores) y las posibilidades que abre al segmento de portátiles ligeros donde va dirigido.

Más información y Benchmark | Techpowerup

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.